Flirtear como un profesional

Antes de entrar de lleno en este tema se debe saber primero que es flirtear, el arte de flirtear es manejar las artes de conquistar perfectamente logrando tener una gran cantidad de amoríos, que forman parte de la experiencia amorosa de una persona. Quienes saben flirtear tienen mucha química con las demás personas y como principal cualidad tienen la coquetería natural que aplican con descaro y certeza de lograr su objetivo.

Los flirteadores o ligadores profesionales saben cómo aplicar las distintas técnicas para flirtear efectivamente. Para ellos este es un estilo de vida y no una simple técnica para conseguir ligues pues se van perfeccionando en este arte, como ellos lo llaman y cada vez es más efectiva su forma de aplicación lo cual miden con el número de citas que logran concretar.

El coqueteo no es propio de ningún género pues tanto hombres como mujeres, se hacen profesionales en el arte de ligar mediante el flirteo. Tampoco importa el físico, extracto o posición social para lograr ser un profesional del flirteo, ya que en este arte las facultades se crean y se desarrollan a medida que se van utilizando entonces al adquirir la experiencia el flirteador o flirteadora logrará su nivel profesional.

Flirtear significado

Para darle a la palabra flirtear significado o una traducción al español, se puede decir que se refiere al coqueteo con la finalidad de ligar con una o varias personas. Quienes poseen sex appeal que es algo así como la habilidad natural de conquistar mediante palabras, gestos y acciones se dice que es un flirteador profesional, pero aparte de estas cualidades también son importantes la apariencia física si se desenvuelve en un ambiente fashion o fitness, donde se le da mucha importancia al físico.

El coqueteo es parte de la vida de las personas ya que lo realizan como una manera de acercarse, para así ir calando en la otra persona y lograr una relación personal que puede tener varios sentidos según hacia donde se dirija. Hay quienes coquetean para lograr que una persona sea su amiga, el flirteo entre amigos no es como el que se usa para conseguir citas y ligues, pues la persona no involucra sentimientos románticos, sino más bien cariñosos y amistosos.

El flirteo con objetivos románticos se apoya en los sentimientos y gustos que tengan en común los individuos involucrados, los elementos de esta acción se enfocan en conocer para luego usar esos intereses que despiertan o llaman la atención hacia el amor o el sexo. En muchas ocasiones quienes coquetean solo buscan relaciones ocasionales más que todo sexuales, donde no tienen que involucrar ningún sentimiento ni comprometerse con la otra persona.

Consejos para flirtear

Todas las acciones que se ponen en práctica en la vida tendrán consecuencias, algunas de las cuales no serán favorables por lo que se aconseja a la hora de flirtear que las personas no tengan parejas estables porque el coqueteo les puede ocasionar muchos problemas muy serios. También es aconsejable que las personas no se involucren con desconocidos nada más porque les parecen guapos, las apariencias engañan y sobre todo hay que proporcionarse seguridad en todo momento.

Quien coquetea y pretende conquistar debe ser autentico y original, a las personas en su mayoría, no les gustan los imitadores ni las copias baratas así que si se va a copiar un estilo es mejor perfeccionarlo antes de ponerlo en práctica y así evitar hacer el ridículo. El arte de flirtear no a todos les encaja bien pues la coquetería tiene su límite de edad, una persona debe aceptar cuando ya algunas conductas no le quedan bien.

Cuando se flirtea en línea es importante cuidar las palabras que se usan, a muchas personas no les agradan los que usan palabras groseras o despectivas para dirigirse a ellos. Además en los chat de conversación para encontrar pareja muchas veces se usa un alias y no se conoce la identidad real de quien está al otro lado de la pantalla y puede resultar que esa persona sea conocida e identifique al coqueto.

Cómo flirtear con un hombre

A las mujeres se les da muy bien el coqueteo para llamar la atención de un hombre, ellas saben muy bien como flirtear con un hombre, además tienen muchas herramientas y elementos que les sirven al momento de flirtear como por ejemplo su cuerpo, al tomar una posición en cierto estilo le envían al hombre un mensaje cargado de erotismo. De igual manera lo hacen con su mirada y sonrisa.

La manera como toman su trago, como caminan y hasta como hablan es un arte en el coqueteo que en algunas ocasiones les da muy buenos resultados. Pero como todo tiene un lado positivo y uno negativo, estos elementos también en muchas ocasiones les han generado muchos problemas si se han acostumbrado a usarlos inconscientemente y están con sus parejas, más si la misma es muy celosa.

Las mujeres que salen en grupos de amigas al tener varios tragos encima se desinhiben y algunas coquetean con todos los hombres que están en el bar, otras comienzan a cantar o bailar de una manera muy sugerente. Es aconsejable que se tengan límites en cuanto al comportamiento que se tiene en lugares públicos ya que es muy mal visto en la sociedad que las mujeres sean tan modernas y de mente abierta.

Cómo flirtear con una mujer

Para los hombres saber como flirtear con una mujer, no representa mayor problema. Ellos en su mundo machista son quienes conquistan y esto viene desde tiempos remotos cuando eran los hombres quienes escogían y sometían a las mujeres para que tuvieran con ellos relaciones sexuales y convivieran para procrear a los hijos.

El hombre sabe que si es caballeroso y amable con una mujer, la misma le prestará atención y le irá permitiendo hacer conversación y hasta tal vez le acepte un trago o bailar con él. Esto forma parte del coqueteo masculino pero también hay otros elementos que le sirven al hombre para flirtear con una mujer, por ejemplo su educación y buenos modales harán que la mujer lo vea como un posible hombre ideal para compartir su vida.

El coqueteo masculino y femenino tienen los mismos objetivos que lograr, pues en ambos conquistar es el propósito que se persigue. Claro en cada uno hay elementos y posturas que constituyen las diferencias entre uno y otro, pero en si en cada uno a los intereses se les pueden catalogar como comunes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *