Preguntas incómodas para adolescentes

La adolescencia es una etapa en la vida del ser humano muy complicada, pues se desarrolla una transición entre niño y adulto. El adolescente en muchas ocasiones no es muy expresivo, por lo general hacerle Preguntas incómodas para adolescentes es como tratar de que cuente cosas de su vida que el mismo no quiere compartir. La sexualidad forma parte de esas incomodas preguntas o temas que ellos evitan a toda costa, más si se trata de sus padres o profesores del colegio.

A pesar del avance tecnológico la comunicación con los adolescentes sigue siendo muy difícil, ellos tienen sus normas y cuidan muy bien su territorio. Si sus padres o cualquier adulto empiezan a hacerle preguntas esto para ellos es una intromisión grave, son muy pocos los chicos y chicas que son abiertos con sus padres. Ellos prefieren hablar con sus amigos, pero en ciertas situaciones para alivio de los padres algunos confían en sus padres y les piden consejos.

Es importante que los padres se acerquen a sus hijos adolescentes, que éstos sientan que son comprendidos y que sus padres son en quienes pueden confiar en todo momento. Una buena estrategia para hacerle preguntas a los adolescentes es con Preguntas divertidas, pero con sentido serio como para romper el hielo y darle al adolescente la confianza de hablar con sus padres.

Preguntas para adolescentes

La preocupación de los padres se centra en que sus hijos no cometan delitos, no se droguen ni se junten con chicos de mala conducta. Pero en muchas ocasiones preguntarles a los adolescentes acerca de ciertos temas como sexo, amor o drogas es para los padres muy complicado e incómodo, es por eso que se deben estudiar las   Preguntas para adolescentes, dependiendo del tema los padres deben buscar la mejor manera de comunicarse con su hijo adolescente.

La idea es que el chico o chica se sienta con la suficiente confianza como para tratar el tema con sus padres. Las chicas suelen acudir a sus madres para que las aconseje acerca de cómo vestirse, cómo maquillarse y cómo conducirse con los chicos, mientras que los chicos se acercan a sus padres para temas como sexo, chicas y ligues. Lo difícil es cuando en el hogar falta uno de los padres, como suele pasar en la mayoría de los hogares en el mundo.

Los consejeros familiares y terapeutas son una muy buena opción para los padres que tienen hijos adolescentes con problemas graves como: drogadicción u otras adicciones, embarazos precoces y enfermedades de transmisión sexual, alcoholismo y tabaquismo, estas personas están calificadas para enfrentar al adolescente y hacerles las preguntas de manera directa.

Preguntas para novios adolescentes

En el caso de los adolescentes que tienen una relación de noviazgo, es algo difícil para los padres hacerles Preguntas para novios adolescentes sin incomodarlos o hacerlos sentir avergonzados. Pero es sumamente importante la comunicación de los padres si desean que sus hijos no cometan actos que puedan traerles resultados no deseados como un embarazo o una enfermedad de transmisión sexual. Siempre hablar con los hijos de sexo es algo muy difícil.

Los padres deben colocarse en el puesto de sus hijos adolescentes, tratar de recrear o visualizarse a esa edad y estar frente a sus padres que le hacen preguntas como: eres virgen, han tenido relaciones sexuales, se protegieron. En este mundo moderno muchos adolescentes piensan que el sexo es algo como comerse un helado con los amigos, ya que no le dan la debida importancia que este acto tiene.

Otro tema tabú tanto para padres como para los hijos es el embarazo, en los últimos años los embarazos precoces en todo el mundo, sobre todo en los países subdesarrollados o pobres donde la educación sexual no existe o es muy escasa, el embarazo en adolescentes se ha incrementado en cifras alarmantes, según estadísticas de la UNICEF. Y las edades comprenden desde los 11 años hasta los 17 años, cuando las adolescentes están más propensas a embarazarse en su primera relación sexual.

Preguntas de yo nunca para adolescentes

Algunos padres con hijos adolescentes para hacerles preguntas incómodas se ayudan con las populares Preguntas de yo nunca para adolescentes, estas preguntas suelen empezar con Yo nunca, por ejemplo: Yo nunca me fui escapado con mis amigos, ¿tú lo has hecho? o Yo nunca decepcioné a mis padres ¿tú harías algo que me decepcione de ti? Y así hay un sinfín de preguntas que los padres suelen hacerles a sus hijos, son como una especie de trampa para que el hijo no evada la respuesta.

Otro tipo muy común y popular son las Preguntas de si o no, estas preguntas de selección colocan al adolescente en una posición un poco más cómoda pero igual de comprometida ante sus padres. Lo importante es establecer la comunicación con el adolescente, lo que se logra al brindarle confianza y no defraudándola manteniendo sus confidencias entre ambos.

Y por último están las Preguntas para ligar que algunos adolescentes le hacen al padre o madre según sea el caso, estas preguntas en la mayoría del tiempo las formulan los chicos a los padres pues suelen pedirles consejos a sus padres de cómo conquistar y mantener a una chica a su lado. Pero no son muy frecuentes estos casos con los padres más bien se dan entre amigos o hermanos mayores, donde hay más afinidad y confianza.

Preguntas para reflexionar adolescentes

Existen Preguntas para reflexionar adolescentes este tipo de pregunta se suelen usar en grupos de terapia, en yoga o en cursos de motivación o autoestima donde se les hacen una serie de preguntas a los adolescentes para hacerlos pensar sobre sus vidas, sus amigos, su familia y sus padres. Con este tipo de preguntas el joven analiza aspectos importantes de su vida, de su entorno y puede darse cuenta si algo está mal y puede ocasionarle problemas.

Las preguntas para reflexionar se dirigen hacia los hechos y sus resultados, como por ejemplo ¿si hieres a alguien en una pelea, cómo te sentirías luego? o ¿qué harías si uno de tus padres se muere a causa de alguna mala acción tuya? y ¿si te tocara encargarte de tu familia por ausencia de uno de tus padres, lo harías? El mundo de los adolescentes es algo extraño para casi todos los adultos, ya que cuando crecen olvidan lo que es sentirse vulnerable, confundido y atrapado.

Para que los adolescentes crezcan de una manera correcta, los padres tienen que usar todas las herramientas que tienen al alcance de sus manos. No todos los jóvenes son difíciles o se portan mal, muchos son estudiosos, obedientes y respetuosos lo que significa para sus padres un gran apoyo pues pueden confiar plenamente en sus hijos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *